Artesanía

El clima, que ha creado varios modelos de hábitats constituidos por determinadas especies vegetales, ha condicionado el origen de distintos tipos de artesanía, destacando el hilado de lana; la confección de tejidos con el telar; los trabajos de caña, mimbre, tela, hierro, madera, centeno y palma; así como los fuegos de artificio. Aunque cabe nombrar, además, los pequeños focos de alfarería y de cantería. Todos ellos conforman la personalidad de este pueblo, donde la tradición y la cultura están estrechamente ligadas.
Alternándose con estos trabajos de artesanía tradicional, cabe resaltar la “nueva artesanía” que ha ido cobrando importancia en el municipio, como la juguetería, la carpintería…

Así, dado el entorno rural del que se rodea Valsequillo y la diversidad de formas que posee su artesanía, podemos deducir que esta labor representó para los habitantes de este municipio una auténtica necesidad. De ahí que los productos que encontramos tengan relación con la vida diaria del hombre, destacando aquellos que van ligados a la agricultura y a la ganadería (cestas, arados, queseras, albardas, sacos…) y los propios del uso humano (manteles, chaquetas, mantas, vestidos, escobas…).

Descargar mapa completo